eat your heart out

miércoles, 11 de agosto de 2010

Arrullos, Arroyos.


Un árbol me hablo, me susurro al oído

De sus hojas mecer, murmullos trágicos

De sus hojas caer, versos vacios

Sonetos estúpidos

Y el crepitar inminente,

Imponente, omnipresente.

Un fuego manchando un bosque

Fueron solo silbidos.


Una sílfide toco el arpa, me susurro al oído

Lamentos sordos sobre el orgullo

Estudios desnudos sobre el olvido,

Réquiems parásitos

para un cuento de hadas que no creí.


Una persona me contemplo distante

Callada, helada,

Inmensa como una montaña.

Una avalancha de silencio me tapo la boca

Me desvistió repleto de nada

Me amordazo y me tiro al rio

Me cago a tiros.


Un silencio se rio de mi, me susurro al oído

Diciendo tantas cosas con ninguna palabra

Y no quería escuchar.

Y un gato me hablo, me grito en la cara

"Esta todo armado, no podes ganar,

No podes cambiar las cosas"

Y supe que un silencio ya lo había dicho.

3 comentarios:

  1. Che, la verdad que está buenísimo este, me gusta porque la estructura es muy ordenada pero eso no le quita expresión.

    ;) seguí asi

    ResponderEliminar
  2. Ey, gracias chicos por los comentarios...
    Lluvia de corazones(?) :3

    ResponderEliminar