eat your heart out

lunes, 18 de julio de 2011

Bolsa de nylon

-Me da miedo asfixiarte.- dijo la bolsa de plástico, entonces se fue volando.

N

En el patio, ella recolectaba broncoespasmos.
Lentamente se fue contaminando de nubes,  en su garganta comenzó a llover  y le crecieron flores que dormían al cantar de sus palabras.
Sus pulmones se inundaron, entre risas y fracasos, entre esperas y tabaco, ella le otorgaba anillos de humo a todos sus satélites.

Ella recolectaba estrellas en el campo, donde el viento acaricia el prado, y el cielo no está hecho de cables. Se entretuvo contemplando la majestuosidad de los colores  en el cosmos, pulsares y materia oscura, fue olvidando sus penas, sus enfermedades y su cáncer. Hasta que un día…

Ella se olvidó de respirar.

viernes, 8 de julio de 2011

Azules y Naranjas*

*Candidato a edición

Dialogando con esta persona, me encontraba. Muchas han sido las madrugadas que hemos discurrido sobre los temas más triviales y profundos de la vida.
Entonces, en base a una metáfora que ella realizó acerca de cómo afrontar los problemas de la vida, decidí escribir sobre ese pequeño aspecto de la cotidianeidad.
(¿No es muy largo para ser una introducción?)

Ella se definió a sí misma cómo escapista. 



Un escapista es una persona que evade los problemas. No una persona que los niega, sino alguien que, mediante subterfugios procura escurrirse de los mismos. Es la quien hace un chiste para descomprimir las situaciones de  tensión.  Suele irse de los lugares donde haya gritos y discusiones.
Decimos que son seres tranquilo, y tendemos a tratarlos de superficiales, porque no se matan en duelos de espadas por cualquier cosa. Aunque tal vez, es porque no entendemos que las personas pueden tener otra visión de la vida ajena a la nuestra.
No puedo asegurar que es lo que sucede con el escapista cuando se queda encerrado en el lavarropas, pero es factible que muera. Pero cómo estamos hablando de actitudes tomadas frente al avenimiento de problemas,  podríamos decir que el escapista es nada más que una fase de la vida, que siempre termina ahogándose y convirtiéndose en algo más. Un realista, tal vez.

Cómo saben aquellos que hayan leído la descripción del costadito, soy ciclotímico. Así que definirme ante los problemas es difícil, sin embargo, se puede decir que soy una especie de cosmonauta.
Los problemas que acechan a esta gente del espacio están distantes a la Tierra, se preocupan por cosas tan poco pragmáticas como ¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Por qué 42 y no otro número? ¿A los Coldplay les gusta Douglas Adams?
Este ser distante suele hacer elucubraciones maquiavélicas en su interior y nunca nos enteramos muy bien de lo que está pensando. Decimos instantáneamente que es un pelotudo.
Cuando se rompe la burbuja, el pelotudo tiende a percibir los problemas de una manera bidimensional y dialéctica. Porque las dudas existenciales siguen estando, pero además descubre que en 5 meses su pareja no lo llamó, y su relación es una mierda.

Entrada dedicada a mi amiga escapista, apuesto a que no es lo que esperabas.

viernes, 1 de julio de 2011

Como se llamaba la palabra que describe el preciso momento en que te das cuenta de que has olvidado que se siente al hacer el amor con alguien que te gustaba hace tiempo?

Delirio-The Sandman-Neil Gaiman