eat your heart out

jueves, 8 de diciembre de 2011

Balbuceo.


ONE DAY I AM GONNA GROW WINGS.

Para ser sincero, odio la cursilería. Pero me gusta que me abracen. 
Odio llamar por teléfono. Pero me gusta que me llamen, me gusta recorrer con mis dedos los botones mientras hablo.
Odio hablar. Pero me gusta encontrar huecos para expresarme, me gusta que me entiendan, o que al menos intenten entenderme.
Odio las faltas de ortografía. Pero me gusta el esmero depositado a la hora de hacer un dibujo, de escribir una carta.
Odio cuando la gente dice que se fija en lo de adentro. Pero me gusta cuando dicen haber sido atraídos por detalles estúpidos, una mueca, un tic, un timbre de voz. 
Odio las frases hechas, los refranes, las mentiras baratas. Pero me gusta que me dediquen canciones. Odio a la gente que tilda a los demás de cagones, y ellos nunca se la juegan. Pero me gusta cuando hacés algo de lo que después te vas  a arrepentir, sabiendo que es lo correcto.
Odio que digan que las bandas que me gustan son "malas". Pero me gusta poner un disco y volar sin importar qué.
Odio la palabra "O". Pero me gusta la palabra "Y".
Odio a los poetas, pero me gusta la poesía.
Odio que me digan inmaduro. Pero me gusta abrazar a mi oso de peluche.




Te juro que un día de estos me van a crecer alas.