eat your heart out

jueves, 26 de julio de 2012

Absurd@



Recuerdo cuando me sentaba en las aristas de un cuadro vomitivo a contemplar las flores marchitas y los padres enfrentados. Uno de ellos puso a su hijo en una catapulta y lo prendió fuego, el otro hubiera hecho lo mismo, pero había perdido la batalla por la tenencia.
Me acuerdo cuando uno de ellos atendió el celular y le dijo a su pareja que no podría verla, porque tenía el cumpleaños de uno de sus ex-hijos.
Todavía me da arcadas la formulación de un término tan nefasto. ¿En qué momento un niño deja de ser un hijo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario