lunes, 30 de julio de 2012

Nonsensical nonsense.


    El pragmatismo sugiere que llorar sobre leche derramada carece de fin. 
    La teoría del absurdo indica que el fin es extrínseco a la cosa. 
    Entonces, no es llorar lo que carece de sentido, sino las personas que fallan al otorgarle significado al acto. 
    En resumidas cuentas, sos un imbécil, dejame llorar en paz. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario