eat your heart out

jueves, 25 de octubre de 2012

Decoración de interiores.



El café se enfrió, la casa quedó vacía de conocimientos inoportunos: verte desnudo bajar las escaleras, caer tumbado ante la cama en el sótano y preguntar por una nueva llave con la que sellar tus ojos. Tu mirada alejada de la mía y nunca más salir descontextualizado en fotografías de amigos. Soledad invadiendo espacios repletos de papel y el dolor punzante de las memorias viejas. Mirar tu foto y saber que volvería con vos una y otra vez. Siempre volviendo con vos. Odiarte y volver con vos, volver a sentir tu mente penetrarme lentamente, contaminar mi pureza con tus enfermedades de transmisión mental. Neurosis, telequinesis, ensalada conceptual. ¡Y la puta gravedad! ¡La puta gravedad! Cuerpos cayendo en el vacío, siempre volviendo con vos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario