eat your heart out

lunes, 18 de noviembre de 2013


 
siete cuarenta y tres
otro pucho
esperándome
una caricia de tus petalos
petalos de un correo electrónico
té verde con petalos de niños alienígenas
o una escopeta
o salir en fotos
o permanecer despierto
aguardando tus rayos para mí
la PUTA mierda para mí.
todos los sábados perpetuos
y todos los martes acuosos también.
todas las manos
todos los rostros
pasando de lado
soy un libro prestado
Un frasco de explicaciones
palabras de un mundo equivocado
aunque esconda el miedo en mi cabeza
amaneció hace ya tres horas
y tres horas caminé
en mi soledad
en tu compañía
quiero vestirme con vos
quitarte el sudor en la espalda
quiero callarme con vos
dejar de ser el título de una declaración suicida
dejar de odiar a último minuto
olvidar las pasantías
y el nuevo gobierno
el semáforo en verde
la guardia urbana hurgando en los rincones
los fantasmas que interpelan
la semiótica que insiste
el café se acabó
se acabaron los instantes
en tu mirada fría
al otro lado del lente
venite a la tempestad
a beber cántaros vacíos
luciérnagas ciegas
encendiendo las nubes
nocturnas, siempre nocturnas
parado ahí
esperando la carta
esperando los gajos
imaginando rencores
trenzando amores.
pensando en vos.
en tu soledad
en mi compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario